DE BODA EN BARCELONA

En coche desde la Bretaña francesa vinieron Victoire y Fréderic. Llegaron a Can Ribas un poco por casualidad: Natália, la prima de Victoire, había venido de colónias con sus alumnos a la casa y había quedado enamorada. Empezaron a hablar de lo bonito que sería una boda en Barcelona, donde habían pasado los veranos de su infancia juntas. Por qué no casarte en Barcelona? Una boda rural, original y diferente bajo el sol de España, la wedding destination cálida que tanto gusta a nuestros vecinos.

Querían una boda civil y les encantó la idea de que la oficiara el juez de paz del pueblo.  En seguida se pusieron a imaginar su gran día en nuestro espacio para la ceremonia civil rodeado de árboles y naturaleza y con el encanto de la Masía familiar al fondo. Querían hacer un banquete exterior para aprovechar el buen tiempo del verano en Barcelona y las preciosas vistas que tiene nuestra terraza.

Durante los meses siguientes nos visitaron varias veces con sus mil ideas y las mil nuestras hasta que les quedó la boda diferente que ellos habían soñado. Pusieron sombreros y sombrillas para refugiarse del calor, un cartel con el hashtag #bodabarcelona para compartir su boda en las redes, nuestra crêperie de Mariöne con galettes de su tierra y una cantante que amenizó el aperitivo y el banquete de la boda con canciones de Edith Piaf y otros artistas galos.

La pareja quedó encantada y los invitados también, tanto que, desde aquél día hace ya un par de años, cada vez que vienen a visitar a Natália hacen una visita a la Masía que hizo que su boda en Barcelona fuera el mejor día de sus vidas.

Fotos: pablofotografia.comPablo Ricciardulli